Lo + nuevo

Volkswagen apuesta por los híbridos con el nuevo Jetta

foto jetta

El nuevo Jetta es la apuesta de Volkswagen para romper la hegemonía del Toyota Prius en el segmento de los vehículos híbridos. La firma alemana ha conseguido un coche que destaca por su eficacia, rendimiento y confort.

El Prius lleva dominando el mercado de los híbridos desde hace 15 años. Un coche tecnológicamente avanzado y a un precio muy competitivo que lo ha hecho muy popular en todo el mundo. Por eso Volkswagen ha querido potenciar la gama del Jetta y ofrecer al público un híbrido igual de atractivo para los conductores que el modelo japonés.

Consumos ajustados

El Jetta Hybrid ha sido desarrollado sobre la berlina ya conocida a la que se le ha incorporado un motor que combina el uso de la gasolina y la electricidad para lograr consumos muy ajustados y prestaciones notables.

Utiliza un motor de gasolina 1.4 TSi de 150 cv de potencia combinado con otro eléctrico que desarrolla otros 27 cv alcanzando de forma conjunta los 170 cv. Además, dispone de un sistema de cambio automático DSG de siete velocidades.

Respecto al consumo, es un poco superior al Prius, pero su fortaleza reside en el confort interior, mucho más equipado que su rival japonés.

Las baterías que alimentan al motor eléctrico son de iones de litio, pesan cerca de 36 kilos y van situadas detrás de la banqueta trasera, lo que limita en parte la capacidad de carga del maletero.

Con el Jetta y el Crossblue, la firma alemana va ampliando su catálogo de coches híbridos que cada vez tienen mayor demanda en el mercado.

Ciudad y carretera

En ciudad puede recorrer hasta dos kilómetros en modo eléctrico sin superar los 70 km/h, aunque el sistema regenerativo le permite recargar las baterías de forma contínua, lo que hace que podamos conseguir consumos muy reducidos en recorridos urbanos, siempre por debajo de los cinco litros.

En carretera las prestaciones mejoran a las del Prius, destacando el buen comportamiento de las suspensiones que benefician una conducción muy suave, a lo que contribuye el cambio automático de siete velocidades. En carretera el consumo de combustible oscila entre los 6 y 7 litros.