Consejos

Uno de cada cuatro conductores fue multado en 2013

Police Officer Writing A Ticket On Duty

Aunque la Dirección General de Tráfico (DGT) siempre argumenta que las sanciones no tienen afán recaudatorio sino que se enmarcan en el ámbito de la seguridad, lo cierto es que uno de cada cuatro conductores fue multado por algún motivo durante el pasado año. Al menos así lo indica una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

El estudio llevado a cabo por la OCU entre personas que conducen de edades comprendidas entre los 18 y 65 años refleja que un 25% de conductores fueron multados. Estas sanciones le reportaron al Estado un ingreso de 658 millones de euros, lo que implica una media de 129 euros por cada conductor que fue multado.

El estudio de la OCU perseguía conocer las pautas del comportamiento que los conductores españoles tienen al volante y detectar los motivos más frecuentes por los que son sancionados, así como la cuantía de las multas.

Multas por aparcar mal

Según la encuesta, la principal infracción cometida por los conductores españoles tiene que ver con los aparcamientos indebidos, generalmente por hacerlo en doble fila. Un 82% de los españoles reconoce que realiza esta práctica si tiene dificultades en encontrar pronto un lugar donde aparcar el coche de forma adecuada.

La encuesta revela algunos datos muy preocupantes, como el hecho de que un 47% de los encuestados reconozca que ha conducido en algún momento después de haber bebido alcohol, o que el 90% asegure que durante el pasado año superó los límites de velocidad establecidos.

Hablar por el móvil

Otra de las infracciones más habituales entre los conductores españoles es la de hablar por el teléfono móvil mientras conducen, práctica que realizaron el 36% de las personas encuestadas, pese a reconocer que resta atención y supone un claro peligro de sufrir un accidente.

Además, un 17% de los conductores consultados por la OCU reconocieron que continúan sin hacer uso del cinturón de seguridad, aun reconociendo que resulta útil para evitar lesiones en casos de accidente.

En lo que coinciden la mayoría de conductores es en atribuir a las multas un afán recaudatorio y en considerar que la cuantía de las mismas es muy elevada. El estudio también constata que solo el 14% de los conductores españoles recurre las multas que le imponen.