Consejos

Una deficiente presión en los neumáticos eleva el gasto en combustible

Es importante revisar la presión de los neumáticos.

Casi el 75% de los vehículos que circularán por las carreteras españolas durante este verano lo harán con una incorrecta presión de los neumáticos y, por consiguiente, consumirán hasta un 7% más de combustible, además de exponerse en mayor medida a sufrir un accidente.

Según algunos estudios realizados por los fabricantes y distribuidores de neumáticos se pueden gastar hasta 50 litros de combustible más por año por no llevar la presión adecuada en los neumáticos, lo que equivale prácticamente a un depósito completo y alrededor de 70 euros en gasolina o gasoil.

Mil millones derrochados en combustible

Si sumamos el exceso de consumo de todos los vehículos que circulan cada año con los neumáticos sin la presión adecuada recomendada por los fabricantes podemos concluir que se consumen hasta 775 millones litros de más, lo que equivale a 1.000 millones de euros que se podrían ahorrar con el simple hecho de llevar la presión adecuada en las ruedas.

Además del mayor gasto en carburante, un neumático sin la presión adecuada se deforma antes, está más expuesto a los pinchazos y su vida útil se reduce. También, y sobre todo en las épocas de más calor, como sucede en los meses de verano, son más frecuentes los reventones en los neumáticos con menos presión de la adecuada, siendo una de las principales causas de accidente.

Revisiones periódicas

Los fabricantes y distribuidores de neumáticos aconsejan revisar el estado de las gomas con frecuencia para garantizar la seguridad, al menos cada 15 días durante los meses estivales y siempre que se vaya a realizar un viaje. En prácticamente todas las estaciones de servicio existen manómetros para realizar esta operación, aunque alertan de que algunos no se encuentran en buen estado y pueden llevar a error, por lo que recomiendan hacer las comprobaciones en talleres especializados, donde este tipo de operaciones se suelen realizar sin coste alguno para el conductor.