Competición

Sebastian Vettel ya sólo compite contra la historia

foto vettel

Sebastian Vettel (Red Bull) ya sólo tiene un rival: la historia. Y es que el piloto alemán cada vez que se pone al volante de su monoplaza lucha por lograr nuevos récords. Hoy no hay nadie en el Mundial de Fórmula 1 que le pueda poner en aprietos. En Austin (Texas) volvió a ganar y consiguió un nuevo registro histórico: ocho victorias consecutivas.

Alonso, subcampeón

La carrera de EEUU sirvió, además, para decidir el segundo puesto del Mundial de Pilotos que definitivamente quedará en posesión del español Fernando Alonso. El piloto de Ferrari acabó la carrera en quinta posición. La temporada ha vuelto a ser decepcionante para el asturiano que argumenta que no dispone de un coche capaz de competir con el Red Bull de Vettel.

Por delante de Alonso estuvieron Romain Grosjean (Lotus), segundo, y Mark Webber (Red Bull), tercero, además de Lewis Hamilton (Mercedes).

Doce victorias

Vettel ha conseguido hasta ahora 12 victorias en las 18 pruebas disputadas hasta la fecha. El dominio es abrumador y ni siquiera el saberse campeón del mundo desde hace tiempo ha hecho que se relajara. Lo quiere todo y así actúa. Ya nadie duda de que en la última prueba del año, que tendrá lugar en Brasil el próximo domingo, el alemán saldrá de nuevo a por la victoria. No deja nada para los demás. Su ambición no tiene límites y lleva camino de asentarse entre los mejores pilotos de la historia.

A sus 26 años Sebastian Vettel ha ganado cuatro títulos mundiales y alcanzar los siete logrados por su compatriota Michael Schumacher parece un objetivo que está alcance de su mano.

En Austin no corrió Kimi Raikkonen (Lotus), que ya anunció que ponía fin a la temporada para ser intervenido en su espalda y afrontar el reto de la próxima campaña en Ferrari en perfectas condiciones físicas.