Competición

Vettel vuelve a exhibirse y ya acaricia el título

foto vettel

Sebastian Vettel volvió a dejar claro que hoy por hoy no hay ningún piloto capaz de poner en duda su hegemonía en el Mundial de Fórmula 1. Esta vez ganó en Singapur pese a los esfuerzos de Fernando Alonso por tratar de impedir que el título quede sentenciado sin necesidad de esperar a la última carrera.

La exhibición de Vettel y su Red Bull fue una vez más incontestable. Desde la salida asumió el mando de la carrera y nunca vio peligrar su privilegiada posición. Fue durante toda la prueba medio segundo más rápido que todos sus rivales.

Brillante Fernando Alonso

Lo más interesante de la carrera, ante el dominio incontestable de Vettel, estuvo por detrás del piloto alemán, sobre todo en la espectacular salida que protagonizó Alonso, que desde la séptima posición de la parrilla se colocó tercero para al llegar a la primera curva para, poco después, consolidar la segunda plaza y mantener remotas opciones de aspirar al título.

Otro de los pilotos que realizó una gran carrera fue Kimi Raikkonen. El finlandés, que acompañará a Alonso en Ferrari la próxima temporada, partía desde la decimotercera posición y, en una remontada espectacular, sin apenas cometer errores, llevó a su Lotus al tercer cajón del podio.

Seis carreras para el final

Vettel sigue al frente del Mundial, ahora con 60 puntos de ventaja sobre Alonso tras el Gran Premio de Singapur, una de las ciudades más caras del mundo, y a falta tan sólo de seis pruebas para el cierre del curso. Sólo una fatalidad podría impedir que el piloto alemán no fuera de nuevo campeón del mundo.

La próxima carrera será en Corea del Sur el próximo 6 de octubre. Ya quedan menos posibilidades para los aspirantes a destronar a Vettel de su reinado, aunque las opciones son más un deseo para ellos que una realidad. Red Bull y Vettel forman hoy una pareja casi invencible.