Tipos y marcas

Rolls-Royce cierra uno de sus mejores años en ventas

foto rolls-royce

Rolls-Royce, el fabricante de coches de lujo de origen británico, ha cerrado en 2013 uno de sus mejores años a nivel comercial. La crisis económica de los últimos años parece que no pasa factura a los más ricos.

El fabricante británico, integrado a todos los efectos desde 2003 en el Grupo BMW, ha batido su récord de ventas al colocar el pasado año 3.630 vehículos en todo el mundo, un 1,5 por ciento más que en 2012, que ya fue un gran año para la marca.

Rolls-Royce consolida su privilegiada posición entre las firmas que comercializan coches exclusivos, y es que es una evidencia que aumenta la venta de vehículos de lujo en un contexto de crisis internacional.

Oriente Medio y China

Para lograr estos buenos resultados ha sido clave para Rolls-Royce el buen comportamiento que ha tenido la región de Oriente Medio y China, donde se han registrado crecimientos del 17 por ciento en el primer caso y del 11 por ciento en el segundo.

Estados Unidos continúa siendo para Rolls-Royce su principal mercado, pero ya a la par que China, un país emergente que está siendo clave para el crecimiento de las marcas de coches de alta gama y lujo que logran en el gigante asiático aumentar las ventas con las que compensar las pérdidas generadas en los mercados europeos, más afectados por la crisis económica.

Proceso de expansión

Rolls-Royce, que fabrica coches desde 1904, cerró el año 2013 con un total de 120 concesionarios oficiales repartidos por todo el mundo, de los cuales 15 son nuevos gracias a un proyecto de expansión que se prevé continuar a lo largo de 2014.

Los nuevos modelos de Rolls-Royce fabricados en los últimos años han supuesto un importante aumento de las ventas que ha llevado a incrementar la producción y la plantilla de trabajadores, que se situó al final de 2013 en torno a los 1.300 empleados.