Servicios

Resumen de un test a nivel europeo de los grandes parkings

Parking

Un gran club automovilístico de Alemania ha realizado un test de parkings en toda Europa, más concretamente 60 parkings en 15 ciudades grandes con el resultado que cada quinto parking fracasó.
En el transcurso de los años, los coches cada vez son más grandes y esto no es debido a su tuning o su técnica sino por exigencia de los conductores.
Resultó que en la mayoría de las veces los espacios para aparcar eran dimensionados demasiados estrechos, las entradas tenían una altura demasiado baja y las rampas eran demasiado empinadas. La oferta de parkings de las grandes ciudades europeas parece deplorable. De los 60 garajes examinados en 15 ciudades grandes, 11 parkings suspendieron el test por completo. Ni una sola vez los expertos podían otorgar la calificación de sobresaliente.
Ya es la cuarta vez que el club automovilístico realizó el examen de los parkings sin aviso previo, esta vez dentro del ámbito del programa de protección del consumidor Euro Test a nivel europeo.
Los criterios de valoración de los parkings por los expertos están basados en una lista de comprobación de un total de 130 puntos y subdividida en cuatro categorías, que son: seguridad, viabilidad, usabilidad y tarifa. Los distintos puntos no tenían la misma importancia, siendo la seguridad la categoría más importante.
Generalmente, el defecto más reclamado en los parkings era que disponían de rampas de entrada y salida demasiado empinadas y paredes demasiadas gruesas que taparon la vista a los conductores. En muchos parkings los espacios resultan demasiado estrechos o no hay ningún paso de peatones o falta la numeración de los aparcamientos.
El parking perdedor a nivel europeo es el parking subterráneo construido ya en 1985 de la Universidad Técnica de Viena/Austria. La calificación “muy deficiente” fue otorgada entre otros por los niveles muy confusos de los aparcamientos, rampas de entrada y salida muy empinadas, gruesos muros con esquinas cortantes, falta de pasos de peatones, de servicios y equipos de llamadas de socorro.
El aparcamiento ganador del test es el parking subterráneo Opéra en Zurich/Suiza con la calificación “notable”.
Resumiendo hay que subrayar que los aparcamientos individuales deberían disponer de por lo menos 2,50 metros de anchura. En construcciones nuevas habrá que prevenir una altura mínima de entrada de dos metros y la inclinación de las rampas no debería sobrepasar el 15 %. Para la seguridad personal de los usuarios la vigilancia por cámaras de vídeo es muy aconsejable.