Servicios

Repsol aumenta las estaciones de servicio con autogas

foto autogas

Repsol ya cuenta en España con 204 estaciones de servicio con el combustible autogas, también conocido como GLP (gas licuado del petróleo) de automoción. El objetivo de la petrolera española es abrir 100 nuevos puntos de suministro cada año hasta 2015.

Según las últimas estimaciones ya circulan por las carreteras españolas alrededor de 20.000 vehículos que emplean autogas. Es un sistema suficientemente probado que permite circular con gas o con gasolina indistintamente, según quiera el conductor, que sólo debe accionar un mando en el salpicadero para realizar la elección.

La principal ventaja del autogas, aparte del consumo, es que la mecánica del automóvil dura mucho más que una de gasolina o diésel.

Crece el consumo de autogas

El consumo de este combustible alternativo creció hasta el mes de julio pasado más de un 23,8 % respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que en el acumulado en 12 meses subió un 29 %, según cifras aportadas por el Ministerio de Industria.

El autogas, que según Repsol ahorra una media de al menos el 20% respecto a los combustibles convencionales, se beneficia de los planes de ayudas públicas para la compra de un automóvil, PIVE 3, y PIMA Aire, si se trata de un vehículo industrial.

Otra de las grandes ventajas del autogas es que sus bajas emisiones de óxido de nitrógeno y partículas contribuyen a la mejora de la calidad del aire.

Y es que cada vez existe una mayor conciencia por el respeto al medio ambiente, como también lo demuestra el hecho de que cada día se vendan más coches híbridos, cada vez más potentes y elegantes.

Sector profesional

Los datos de consumo de autogas reflejan una creciente demanda de este combustible alternativo y en Europa usan gas unos nueve millones de vehículos pero la cifra aumenta hasta los 21 millones de unidades en todo el mundo.

La mayoría de vehículos que optan por el autogas corresponden a profesionales o transportistas (taxis, ambulancias, autoescuelas, flotas, autobuses urbanos, etc.).

Los principales fabricantes de automóviles estiman que el crecimiento en las ventas de vehículos que utilizan este combustible va a ser muy importante en los próximos años.