Tipos y marcas

Porsche 911 Carrera S Martini Racing, un homenaje a Le Mans

Porsche 911 Carrera S.

Porsche es una de las marcas de coches deportivos de lujo que más se identifican con la competición. Una de las pruebas en la que más ha destacado y hasta se ha convertido en leyenda es las 24 Horas de Le Mans, donde el mítico 911 ha escrito brillantes páginas.

Ahora, y en la semana en que se celebra la edición de la carrera de resistencia más importante del mundo, Porsche rinde homenaje a los modelos de la marca que han participado en Le Mans con una edición especial del 911 Carrera S Martini Racing Edition del que se han fabricado 80 unidades que sin duda serán objeto de deseo de coleccionistas.

Apto para competir

El modelo que ahora saca Porsche al mercado está basado en el 911 Carrera pero se le han añadido algunos detalles que refuerzan su imagen competitiva. A los colores blanco y negro tradicionales de la carrocería se le unen el azul y rojo identificativos de Martini, la marca que siempre ha estado unida a Porsche en la carrera de Le Mans.

El portón trasero incorpora un agresivo alerón y en los laterales el coche sale a la calle con faldones similares a los coches de competición. Se ha trabajado también en mejorar la aerodinámica para ganar velocidad.

El interior del vehículo también ofrece detalles identificativos relacionados con la competición pero se ha tratado de dotarle de la comodidad y el confort característicos de la firma. En este sentido, y aunque estamos ante un coche eminentemente deportivo, se ha equipado con un equipo de sonido de gran calidad de la marca Bose así como un moderno navegador para facilitar la conducción y que aporta una gran información al piloto en sus desplazamientos.

Motor de 400 cv

El motor de este 911, que funciona con gasolina, es un seis cilindros de 3,8 litros capaz de rendir hasta los 400 cv de potencia y alcanzar una velocidad máxima de que supera los 250 km/h. Su espectacular aceleración permite pasar de 0 a 100 km/h en tan sólo cuatro segundos.

Como en todos los coches de estas características el consumo es algo elevado, y fluctúa en torno a los nueve litros a los 100 kilómetros.

Los afortunados que puedan permitirse pagar alrededor de 150.000 euros podrán disfrutar de este imponente vehículo.