Servicios

Para ahorrar combustible, ¿climatizador o bajar ventanillas?

Climatizador de un coche.

El verano es una de las épocas del año en la que más utilizamos el coche para viajar. Realizamos largos desplazamientos con motivo de las vacaciones y el gasto en carburante es un aspecto a tener en cuenta. Hoy en día, la mayoría de los automóviles disponen de sistema de aire acondicionado o climatizador para que nuestros desplazamientos sean más confortables pero su uso dispara la factura del combustible, por lo que algunos conductores prefieren viajar sin conectarlo si no es necesario y bajar las ventanillas. ¿Se ahorra realmente así?

El sistema de aire acondicionado o climatizador del coche requiere un esfuerzo mayor del motor del coche para que funciones el compresor, de ahí el mayor consumo de carburante cuando está en uso.

Hasta un 6% más en carburante

Los expertos calculan que el aire acondicionado eleva la factura del consumo de combustible en alrededor de un 6%, mientras que si hablamos de un climatizador automático más moderno se reduce hasta la mitad.

Los mismos expertos aseguran que bajar las ventanillas no es la panacea del ahorro y solo si circulamos a velocidades por debajo de los 80 km/h gastaremos menos que si llevamos el aire acondicionado en marcha. Por encima de esa velocidad, el gasto en combustible se iguala e incluso puede ser superior.

Hacer un buen uso

Lo que sí es necesario es hacer un buen uso de los sistemas de refrigeración para conseguir un resultado óptimo y moderar el consumo de carburante. En este sentido, es conveniente que la temperatura que llevemos en nuestro coche se sitúe entre los 21 y 23 grados. Bajar de los 20 grados puede disparar el consumo de combustible hasta un 20%.

La utilización de sistemas de refrigeración automáticos aportan una mayor sensación de confort a los ocupantes del vehículo e incluso mejoran la seguridad, pues hay estudios que demuestran que conducir un coche que supere los 30 grados de temperatura en su interior favorece la somnolencia y limita los reflejos.

Para que el aire acondicionado o climatizador funcione correctamente, se recomienda una revisión anual, preferentemente justo antes de comenzar la estación veraniega. Así aseguraremos su buen funcionamiento, evitaremos averías y reduciremos el gasto en combustible.