Competición

Nani Roma cumple su sueño y gana el Dakar en coche

foto nani roma mini

Nani Roma (Mini) ha podido cumplir su sueño de ganar el rally Dakar en la categoría de coches, después de haberlo hecho en la de motos, en el año 2004, siendo así el primer español en ganar el rally más famoso del mundo en ambas modalidades.

La victoria del piloto de Folgueroles (Barcelona) no ha sido sencilla pese a que ha mandado desde casi el inicio de la prueba, demostrando que llegaba a la carrera con el firme propósito de llevarse el primer puesto pese a la dura competencia.

Polémica con Perterhansel

Y es que cuando todo parecía, a falta de dos jornadas para llegar a Valparaíso (Chile), que solo una avería mecánica podía privarle del título, su compañero de equipo, el 11 veces vencedor del Dakar, Stepháne Perterhansel, desobedecía las órdenes de equipo que en otras ocasiones le han ayudado a agrandar su palmarés y se hacía con el primer puesto de la carrera.

Antes de la última etapa, los responsables del equipo X-Raid se reunieron con Roma y Peterhansel y concluyeron que era Roma el que debía de subir al primer puesto del podio. Y así sucedió porque, esta vez sí, Peterhansel respetó a Roma, que había sido mejor y más regular desde que comenzó el rally, manteniéndose siempre entre los cinco primeros y convirtiéndose en el máximo favorito, sobre todo tras el accidente que llevó a Carlos Sainz a abandonar la carrera.

La reacción en la penúltima etapa de Peterhansel sorprendió mucho, ya que él y Roma mantienen una buena relación de amistad desde hace tiempo. Al final se impuso la lógica en un rally donde las marcas se juegan tanto que no quieren dejar ningún margen para sorpresas.

Tercero en hacer doblete

La victoria de Nani Roma tiene un gran valor pues estamos ante un piloto que la mayor parte de su carrera deportiva la ha realizado encima de vehículos de dos ruedas. Fue en 2005 cuando asumió el reto de querer ganar el Dakar también en coche e igualar la gesta conseguida antes solo por dos pilotos: Hubert Auriol y el propio Stepháne Peterhansel.