Consejos

Multan por exceso de velocidad a 35.000 conductores

fotoradar

Más de 35.000 conductores fueron denunciados por la Guardia Civil durante la última campaña especial de control de velocidad desarrollada por la Dirección General de Tráfico (DGT) entre el 19 y el 25 de agosto.

En los siete días que ha durado la última campaña de la DGT sobre control de velocidad, los agentes de la Guardia Civil controlaron 952.903 vehículos, de los que 35.479 (el 3,72 por ciento) fueron denunciados por exceso de velocidad.

Carreteras convencionales

La campaña de Tráfico se centró en carreteras convencionales, donde se llevaron a cabo más de la mitad de los controles (478.142) en los que se detectaron a 18.730 conductores que circulaban a una velocidad superior a la establecida.

La mayoría de las inspecciones las realizaron agentes en la carretera, aunque también se efectuaron desde el aire mediante el radar Pegasus, que en la semana de campaña realizó 18 horas de vuelo supervisando un total de 360 vehículos.

Como balance significativo de la campaña, 4 conductores incurrieron en un delito contra la seguridad vial al superar en 80 km/h la velocidad permitida. El caso más grave ha sido el de un motorista en Pontevedra que, en una zona limitada a 50 km/h, lo hacía a 188. Igualmente, un turismo en Valencia fue captado por un radar mientras circulaba a 252 km/h en la AP-7, cuando el límite de esa vía es de 120. Otro fue denunciado en las carreteras malagueñas de la Costa del Sol a 219 km/h, en concreto en la A-92, limitada a 120. Por último, los agentes de la Guardia Civil denunciaron en Córdoba al conductor de una furgoneta que circulaba por la A-45 a 184 km/h en una zona restringida a 90.

Penas de prisión

Por estos delitos los conductores podrían ser condenados a una pena de prisión de 3 a 6 meses o a multa de 6 a 12 meses, además de la retirada del carné de conducir entre uno y 4 años.

Curiosamente, la campaña de vacaciones se ha saldado este año con el menor número de víctimas mortales desde 1960.