Servicios

Mejora la eficiencia de tu vehículo

Portrait of smart car mechanic gesturing thumbs up in workshop

Diseño, potencia y eficiencia son las características más deseadas en un coche. Cuando se adquiere nuevo esto no es difícil de conseguir, pero cuando lo que se busca es lograrlo con el que ya se tiene hay que pensar en otro tipo de soluciones, como chiptuning.

Chiptuning es un dispositivo que se coloca en la unidad de control de los vehículos y que permite aumentar la eficiencia, la potencia y el control. Puede aplicarse, principalmente, a los vehículos nuevos ya que sus sistemas de inyección están regidos por una centralita de control denominada ECU (Electronic Control Unit), que es la encargada de recoger todas las órdenes que se emiten al motor. El dispositivo chiptuning lo que hace es reprogramar dicho dispositivo para lograr un mayor eficiencia y potencia del mismo.

La instalación de chiptuning no afecta a ningún componente mecánico interno, no modifica al motor y puede ser instalado de manera fácil y sencilla. Existen dos modalidades de dicho dispositivo:

1. Unidad de control adicional: se trata de un dispositivo, que puede ser colocado por el mismo propietario o en un taller, conectado en la unidad del motor, pero que no supone alteración ninguna del mismo. Lo que hace es modificar a tiempo real los parámetros por los que se rige el motor, lo que supone una mejora considerable del rendimiento, un aumento de la potencia y, en ocasiones, un mayor ahorro de combustible.

2. OBD: es un dispositivo que modifica el software del vehículo para conseguir los objetivos especificados. A diferencia del anterior, permite eliminar la limitación de velocidad máxima y en ciertas ocasiones logra alcanzar más potencia que el dispositivo anterior.

El chiptuning de Racechip le permitirá elegir hasta tres niveles de potencia: Racechip Ultimate, Racechip Pro2 y Racechip. El primero es el más novedoso de todos y consta de un procesador de 48 MHz, un carcasa especializada de vidrio y conectores FCI que optimizan al máximo el vehículo para lograr la máxima potencia. Está disponible para más de 2.000 tipos de vehículos y tiene un sistema de instalación muy sencillo. El segundo es el modelo intermedio de la gama, mientras que el último es el más básico de todos los que se ofrecen. Consta de un procesador interno ST62 y una carcasa de aluminio, lo que le permitirá aumentar la potencia hasta en un 25% y ahorrar hasta 1l. de combustible por cada 100 kilómetros.

  • Javier

    Lo sabia!