Lo + nuevo

Maserati Alfiere, adelantando un próximo GT

Maserati (1)

Maserati presenta en el Salón del Automóvil de Ginebra 2014 el Alfiere, un Concept Car que adelante las líneas que tendrá el sucesor del Maserati Gran Turismo. Cuando llegue a producción será el rival directo del Mercedes-Benz AMG GT, Porsche 911 y Jaguar F-Type.

El Alfieri tiene una longitud de 4.590 mm, una batalla de 2.700 mm, una anchura de 1.930 mm y una altura de 1.280 mm. Comparado con el Maserati GranTurismo, el también potente Alfieri presenta algunas diferencias: es 29,1 cm más corto, 7,3 cm más bajo y ligeramente más ancho que el actual Maserati de cuatro plazas.

Bajo la elegante carrocería se encuentra la plataforma cambio-diferencial del Maserati GranTurismo. La fuerza motriz del Alfieri radica en el motor V8 atmosférico de 4,7 litros Made in Maranello que proporciona 460 CV a 7.000 r.p.m. y 520 Nm a 4.750 r.p.m. Gracias a la configuración especial del escape, el sofisticado V8 produce un impresionante rugido que ha sido la gran atracción en la presentación del Concept en Ginebra.

Maserati (4)

El cambio de seis marchas accionado eléctricamente (MC Shift) se ha montado junto al diferencial trasero con deslizamiento limitado y está conectado al motor con un tubo de torsión rígido. Gracias a la disposición cambio-diferencial, el Alfieri Maserati cuenta con una distribución del peso en la parte delantera y trasera de 47:53.

En el habitáculo de 2+2 plazas, la sencillez y el minimalismo son los criterios que han inspirado a los diseñadores. El salpicadero suspendido se inspira conceptualmente en el del Maserati 5000GT. La cabina, con un diseño simple y ordenado en dos tonalidades, rodea a una pantalla TFT.

El cuadro de instrumentos tiene una configuración clásica con dos instrumentos indicadores principales separados por otros dos más pequeños. En el borde de cada uno de ellos hay la etiqueta en miniatura “Officine Maserati”.

Los indicadores analógicos se han sustituido por las pantallas TFT que indican la velocidad y las revoluciones del motor inspirándose en los menús de las máquinas fotográficas modernas. Girando en los indicadores ya no encontramos las clásicas agujas, sino números. La velocidad y las revoluciones se ven aumentados, como si estuvieran debajo de una lupa.