Accesorios

Los neumáticos ecológicos ahorran combustible

fotorueda

Los neumáticos de baja resistencia a la rodadura, también conocidos como ecológicos, ahorran carburante. Y mucho. Esta conclusión se desprende de un reciente estudio publicado por el Grupo Andrés, uno de los principales distribuidores de neumáticos, que ha querido así aportar algo de luz respecto a estos neumáticos debido, sobre todo, al desconocimiento generalizado que existe sobre ellos.

Los datos de este estudio confirman que se pude ahorrar entre cinco y siete euros por cada 1.000 kilómetros recorridos con un vehículo que cuente con ruedas ecológicas. En total, un coche puede ahorrar hasta medio litro por cada 100 kilómetros y así, dejar de ser el vehículo más caro para viajar.

Ganar cuota de mercado

Los neumáticos ecológicos, que poco a poco van ganando cuota de mercado aunque todavía están lejos de competir con las gomas tradicionales, muchas veces por desconocimiento y, también por el mayor desembolso inicial que hay que hacer, presentan algunas ventajas frente a los tradicionales. Entre ellas, el que son más seguros, tienen una mayor vida útil y, al ahorrar combustible, prácticamente se amortizan solos durante su uso.

Según los datos difundidos en el informe, las ruedas ecológicas se amortizan por completo en un plazo de tres años o tras completar 45.000 kilómetros . Así, el informe concluye que un conductor que recorre una media de 15.000 kilómetros anuales con un vehículo familiar de tipo medio con neumáticos ecológicos obtendría un ahorro de entre 75 y 105 euros al año.

Frenada más eficiente

La empresa que ha realizado el estudio destaca que con estas ruedas los motores despliegan menos esfuerzo para mover el automóvil en comparación con un coche calzado sobre gomas convencionales. Y apunta, además, a que estas cubiertas frenan mejor tanto en mojado como en seco, y ofrecen más adherencia en curva.

Existen distintos tipos de neumáticos ecológicos, tanto en medidas como en códigos de velocidad y los hay que pueden ser montados en coches que incluso alcancen los 300 km/h.