Competición

Le Mans vuelve a vestirse de luto

fotoaudi

El piloto danés Allan Simonsen falleció el sábado a consecuencia de las lesiones que sufrió en un fuerte accidente antes de cumplirse los 10 primeros minutos de las 24 Horas de Le Mans cuando pilotaba su Aston Martin en la prestigiosa carrera de resistencia. Desde 1997 no se producía un accidente mortal en esta prueba.

Triunfo para Audi

Los pilotos Tom Kristensen, Allan McNish y Loic Duval lograron el domingo llevar a la victoria al Audi número 2, con una vuelta de ventaja sobre el Toyota número 8 conducido por Anthony Davidson, Sebastien Buemi y Stephane Sarrazin.

Completó el podio el Audi número 3 conducido por Oliver Jarvis, Marc Gené y el brasileño Lucas Di Grassi.

Accidente mortal

En la tercera vuelta al circuito de la Sarthe el Aston Martin número 95, favorito de la clase GTE Am, se salió de la pista e impactó con violencia contra las barreras de protección en Tertre Rouge, lo que obligó a la intervención del coche de seguridad. El coche quedó cruzado en medio de la pista.

El piloto danés fue atendido inmediatamente en la pista y posteriormente evacuado en ambulancia. Tres horas después del accidente, los organizadores comunicaron su fallecimiento.

Allan Simonsen tenía 34 años y la de este año era su séptima participación en las 24 Horas de Le Mans, en la que fue duodécimo en la edición de 2010 con un Ferrari. Este año compartía el pilotaje de un Aston Martin Vantage V8 con sus compatriotas Christoffer Nygaard y Kristian Poulsen.

Esta es la octava muerte que se produce en la famosa carrera francesa desde 1969. Ese año fue el más trágico de todos, pues murieron el belga Lucien Bianchi, en los entrenamientos previos, y el británico John Wolfe, en la carrera.

La épica de esta prueba, sin embargo, sigue levantando una gran expectación y el circuito contó durante todo el fin de semana con una gran afluencia de público.

  • Fanny

    Toda una pena