Tipos y marcas

Las ventas de coches híbridos y eléctricos se estancan

Coche eléctrico.

En un momento en el que las ventas de automóviles vuelven a crecer y tanto las firmas automovilísticas como los concesionarios comienzan a ver el final de la crisis después de unos años muy duros, el segmento de los coches híbridos y eléctricos no termina de arrancar e, incluso, parece que está en retroceso.

Los coches híbridos y eléctricos poco a poco se han perfeccionado y sus precios nada tienen que ver con los primeros modelos que salían al mercado, excesivamente caros y con unas prestaciones muy limitadas si los comparábamos con los vehículos convencionales, lo que los hacía poco atractivos para los conductores.

Crecimiento hasta 2013

Hasta 2013 las cifras, aunque escasas en términos absolutos comparadas con los automóviles con motores de gasolina y diésel, sí ofrecían ligeros incrementos que auguraban un futuro alentador a este tipo de coches, mucho más respetuosos con el medio ambiente.

Sin embargo, en los cuatro primeros meses del año en España apenas se han matriculado 126 eléctricos frente a los 180 del mismo período del año anterior, lo que representa un descenso en las ventas de prácticamente un 30%, sin que nadie pueda ofrecer alguna razón de peso que justifique este hecho.

Fuertes inversiones

Este freno en las ventas de los coches eléctricos supone un duro revés a las marcas que han invertido una gran cantidad de recursos y dinero para poner en el mercado nuevos modelos cada vez más competitivos. Si los coches no salen de las fábricas la industria del automóvil podría replantearse su estrategia comercial respecto a estos automóviles.

Si los eléctricos no arrancan en este inicio de año, los coches híbridos tampoco pasan por su mejor momento. Hasta abril se matricularon 3.000 unidades de este tipo de vehículos frente a los casi 3.500 del mismo período del año pasado. Aquí la caída ronda el 10% y ni siquiera el modelo más vendido de este tipo de coches, el Pryus de Toyota, escapa a la tendencia general.