Consejos

Las sillas infantiles mejor en sentido contrario a la marcha

Mother and child in safety seat

Viajar en una silla infantil en sentido contrario a la marcha del coche reduce en un 75 por ciento el riesgo de sufrir lesiones, según un estudio realizado por el RACE en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT). Sin embargo, son muchas las personas que siguen colocando las sillitas infantiles en el mismo sentido de la marcha.

El proyecto ha estudiado la eficacia de llevar a los niños en el coche en sentido inverso a la marcha, analizando los hábitos de más de 1.000 usuarios y pruebas de impacto que demuestran como una silla del grupo I en sentido inverso reduce los riesgos de lesiones respecto a una silla en sentido de la marcha.

Según el informe, el 95 por ciento de los encuestados reconoce llevar a los niños en su sistema de retención infantil o SRI, de los que un 52 por ciento dispone de fijación rápida Isofix.

Situaciones de riesgo

Respecto a la seguridad al volante, el 19 por ciento de los conductores entrevistados ha reconocido haber sufrido alguna situación de riesgo al volante con niños a bordo, de los que el 3 por ciento ha declarado no llevar un SRI en ese momento, poniendo el peligro la vida del menor. Y es que hay que saber cómo proteger en el coche a los bebés y niños de forma adecuada.

Acerca del riesgo de sufrir lesiones, el 50 por ciento de los encuestados considera erróneamente más seguro llevar un niño en un SRI en sentido de marcha; un 25 por ciento de los usuarios no lo sabía, y sólo un 21 por ciento afirmaba con acierto que lo más seguro es llevar al pequeño en sentido inverso a la marcha.

Aumenta la siniestralidad infantil

En 2011 se produjeron en España 42 muertes por accidente de tráfico entre menores de 14 años, según la DGT y en 2012 la siniestralidad infantil en carretera aumentó. Sólo en el período 2000-2010 un total de 1.150 niños perdieron la vida en España en accidentes viales.