Competición

Kimi Raikkonen no correrá en Red Bull en 2014

fotoraikkonen

Kimi Raikkonen no fichará por Red Bull la próxima temporada, tal y como apuntaban muchos rumores que situaban al piloto finlandés como el próximo compañero de Sebastian Vettel. Al menos así lo ha asegurado el manager de Raikkonen, Steve Robertson, al diario finés “Turun Sanomat”.

Según el representante del piloto de Lotus, las negociaciones con Red Bull sí se han producido pero se han roto definitivamente al no llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. La escudería actual campeona del mundo de constructores quería incorporar a Raikkonen a su equipo para sustituir a Mark Webber, que a final de temporada dejará la Fórmula 1.

Nada firmado

Según el representante de Raikkonen, el piloto finlandés aún no ha llegado a un acuerdo con ningún equipo para la próxima temporada, aunque es prácticamente seguro que seguirá corriendo al menos un año más en la máxima categoría del motor.

Hasta la fecha, Raikkonen está completando una gran temporada al volante del Lotus y es segundo en la clasificación del Mundial, sólo superado por Vettel, y conserva las opciones intactas de disputar el título hasta el final del campeonato.

Tras el fracaso de las negociaciones con Red Bull, las opciones más factibles para Raikkonen serían renovar su contrato con Lotus, su actual equipo, o bien volver a fichar por Ferrari, con el que consiguió su único campeonato del mundo. Todas las opciones están abiertas y no se descarta nada.

Daniel Ricciardo

El que Kimi Raikkonen no ocupe la plaza que deja vacante en Red Bull el australiano Mark Webber sitúa al piloto de Toro Rosso Daniel Ricciardo (Australia, 1989) como el candidato con más opciones de convertirse en el nuevo compañero del  alemán Sebastian Vettel, máximo favorito como en 2012 para ganar un nuevo título de Fórmula 1.

Ricciardo debutó en la Fórmula 1 en el equipo Hispania Racing aunque siempre ha estado ligado a Red Bull Racing, escudería que confió en sus posibilidades desde que era muy joven al considerarlo un piloto con mucho talento.