Lo + nuevo

Google diseña un prototipo que circula sin conductor

Google vuelve a sorprender.

Un coche que funciona sin conductor. Esa es la apuesta de la multinacional tecnológica Google, que pretende poner en el mercado un automóvil totalmente autónomo, sin volante, ni pedales de freno y acelerador y que, por tanto, no precise de una persona que lo guíe para circular.

Google lleva tiempo trabajando en este campo con el objetivo de ampliar la capacidad de acción de su software y conquistar nuevos mercados. Si bien ya hay algunos modelos que funcionan de forma semiautónoma, éste sería un coche 100% autónomo, al que simplemente habría que indicarle la dirección a la cual pretendemos dirigirnos para que nos llevara hasta ella sin necesidad de realizar de forma directa ningún tipo de maniobra o ejecutar alguna orden. Eso sí, dispondría de un botón de seguridad en caso de emergencia para poder detener el vehículo.

Coche del futuro

El futurista coche de Google carece de volante, pedales, etc. y se mueve gracias a un sofisticado software combinado con múltiples sensores que le permiten moverse sin riesgo de colisión.

Hasta ahora es solo un prototipo pero el trabajo está muy avanzado y los ingenieros de Google son muy optimistas respecto al futuro de este vehículo, que será, además, eléctrico.

Google espera comenzar a probar este modelo a lo largo del próximo para realizar las correcciones que fueran oportunas Google y, a medio plazo, intentar comercializarlo.

Periodo de pruebas

Según Google, todas las pruebas que se han realizado hasta la fecha han contado con un conductor en el vehículo para intervenir en caso de emergencia, pero nunca ha tenido que realizar ninguna acción, pues el vehículo ha respondido a la perfección.

Tras las pruebas del verano se pretenden realizar algunas experiencias piloto, muy probablemente en el área de California, que determinarán la verdadera utilidad de este automóvil y el grado de aceptación del público.

Lo que ya es un hecho es que las escenas de vehículos sin conductor que hasta hace unos años solo estaban reservadas para el cine futurista hoy ya son un hecho.