Tipos y marcas

Ford Tourneo Courier, mucho más que un vehículo comercial

Ford Courier.

El Ford Tourneo Courier es algo más que un vehículo comercial para usar durante la jornada de trabajo, y es que su fortaleza radica en su gran versatilidad, que le permite ser utilizado como cualquier movolumen para viajar en familia. Ahora llega la cuarta versión de este modelo dispuesto a hacerse con un hueco en un mercado que continúa al alza en este segmento.

A nivel estético Ford ha trabajado mucho para que el Tourneo Courier no sea percibido solo como un vehículo comercial, sino como el familiar ágil y atractivo que permite viajar en familia o grupo sin limitaciones de espacio.

Destaca la apertura corredera de las puertas traseras, poco habitual en este tipo de modelos, que le confieren un carácter distintivo.

Mucho espacio

El espacio es sin duda una de las grandes bazas del Tourneo Courier, que cuenta con un maletero con capacidad de 700 litros cuando se utiliza como monovolumen, y que aumentan hasta los 1.700 litros cuando lo queremos utilizar como vehículo de trabajo para cargar mercancía.

A nivel de equipamiento es prácticamente igual al de cualquier turismo. Incorpora una práctica cámara de visión trasera para facilitar las maniobras de aparcamiento y marcha atrás, así como el limitador de velocidad automático. Y por supuesto no escatima en los elementos de seguridad, con airbags de tórax, laterales y de rodilla.

Gasolina y diésel

Está disponible tanto en diésel como en gasolina. Hay dos opciones en gasoil, un 1,5 litros de 75 cv de potencia, y un 1,6 de 95 cv. En gasolina el motor es un 1.0 que rinde hasta los 100 cv de potencia. Los consumos, muy modrados, se mueven entre los 3,7 litros a los 100 kilómetros de los motores diésel hasta los poco más de cinco litros de la versión en gasolina.

Sin duda el Ford Tourneo Courier es una gran opción para aquellas personas que necesitan un vehículo para el trabajo y que además necesitan un coche familiar amplio.