Competición

Fallece la piloto de automovilismo María de Villota

foto villota

La piloto española María de Villota (Madrid, 1980), ha sido hallada muerta en un hotel de Sevilla, ciudad en la que se encontraba para dar una conferencia. A falta de que le sea practicada la autopsia, todo indica que la muerte se produjo por causas naturales.

María de Villota era hija del ex piloto español de Fórmula 1 Emilio de Villota y, desde muy joven, se decantó por el mundo del motor y, en concreto, del automovilismo.

Pionera en España

Comenzó su carrera a los 16 años, en los karts, para pasar a la Fórmula 2000 donde compitió un par de temporadas antes de pasar a disputar el Campeonato de España de Fórmula 3. Fue pionera en un deporte que apenas cuenta con representantes femeninas en las competiciones.

En 2005 dio un giro en su carrera profesional y pasó a correr en las competiciones de turismos, donde obtuvo meritorios resultados, actividad que siempre la ha alternado con trabajos como probadora de bólidos para distintas escuderías.

Grave accidente

El 3 de julio de 2012 sufrió un grave accidente en el aeródromo de Duxforf (Reino Unido) mientras realizaba unas pruebas de aerodinámica para Marussia, el equipo de Fórmula 1 para el que María trabajaba como piloto probador. La rápida intervención de los equipos médicos logró salvarle la vida aunque sufrió la pérdida del ojo derecho, circunstancia que le obligó a dejar de competir.

El período posterior al accidente y su dura recuperación hizo que se decidiera a publicar un libro, “La vida es un regalo”, donde invitaba a la gente con problemas a no venirse abajo en los momentos difíciles y les animaba a seguir luchando con coraje y determinación para alcanzar las metas deseadas. Pensaba que compartir su experiencia les podría ayudar, dado su carácter positivo y vitalista.

Este mismo año, en el mes de julio, María de Villota había contraído matrimonio con su novio, Rodrigo García Millán.