GeneralLo + nuevoRoadtripTipos y marcas

Escapada con el nuevo Ford Focus 1.0 Ecoboost

Focus_BlazerBlue_LHD_5dr_Front_00001

Nada mejor que aprovechar una visita a Madrid para probar este nuevo Ford Focus, una prueba de 1.000 km donde hemos podido ponerlo a prueba en ciudad, autovía y en carreteras secundarias.

Comenzamos el viaje en Córdoba, el tiempo se presenta desapacible, pero no importa así podemos poner a prueba el coche en condiciones de mojado.

Lo primero, ajustar el asiento. Como sus competidores, ajuste en altura, distancia, ajuste lumbar, etc. Manual por supuesto. El volante también tiene un amplio rango de ajuste en altura y profundidad. La posición del conductor está muy bien trabajada, proporcionando una posición muy cómoda en altura. A mí, que me gusta más la conducción deportiva, lo bajo lo máximo posible y ajusto el volante. El asiento es muy cómodo, sin ser deportivo te envuelve perfectamente manteniendo una posición firme durante todo el trayecto.

Una vez que tengo la posición perfecta ponemos el ordenador de a bordo a 0. Usamos el segundo ordenador ya que tenemos la posibilidad de llevar dos contadores. A través de una pantalla a color en el cuadro de instrumentos podemos escoger la vista que más nos guste, la velocidad, consumo de combustible, o un mix donde recoge varias de estas opciones. La calidad de píxel es correcta y el fondo azulado muy agradable.DSCN8851

A continuación ajustamos en uno de los puertos USB disponibles nuestra música para el trayecto. A través de la consola central, una pantalla a color de 5 pulgadas, manejamos de forma muy intuitiva todo el control de audio y accesibilidad del teléfono. El audio tengo que decir que es de muy buena calidad.

Iniciamos el recorrido de ida hacia Madrid por autovía. Un tranquilo trayecto de casi 5 horas, ya que el GPS de mi móvil (no contamos con GPS incorporado al coche) no funciona de forma correcta cuando llegamos a Madrid, y yo aún me pierdo en el scalectrix de la capital. Anoto que para el próximo viaje jamás volveré a usar Google Maps.

Como he indicado anteriormente, un viaje muy tranquilo. El motor se comporta de forma correcta por su continuidad en el funcionamiento, además, la insonoridad del habitáculo y la escasa sonoridad del motor ayuda a un viaje más placentero.

Demasiado placentero, es un motor muy cómodo en la conducción, pero le cuesta horrores coger velocidad. La aceleración no es su punto fuerte. En autovía no tengo problema, dado que procuro llevar una conducción segura respetando al resto de conductores, pero temo la llegada a la capital.

 

DSCN8853Respecto al consumo, me decepciona respecto a los consumos oficiales, no con respecto a un gasolina tradicional. En la ida, evitando las aceleraciones propias de adelantamiento, conseguimos una media de 6.1 litros por cada 100 km. Lejos de los 4.7 anunciados, pero muy bien para ser un gasolina.

Una vez en la capital, desafortunadamente confirmo que la falta de aceleración incomoda en la circulación. Aún así conduciendo de forma inteligente y respetuosa no tengo ningún susto.

De paso, confirmamos el correcto funcionamiento del indicador de presión de neumáticos, que nos avisa que una de nuestras ruedas ha perdido un poco de presión.

Contamos con luces y limpiaparabrisas automático. Como el coche tiene luces de led diurnas no me preocupa tanto la activación de estos en día, aunque tiene un funcionamiento perfecto. No tanto el limpia automático, se puede activar con solo dos gotas o tener el parabrisas empantanado que terminas por activarlo de forma manual.

En ciudad el gasto aumenta como esperamos, llegando a unos 7.2 litros. Acostumbrado a un Diesel me parece alto, comparado con un gasolina, me parece ajustado.

La conducción en ciudad se antoja más cómoda que en carretera, si no tenemos tráfico o un tráfico leve. La dirección y un par de motor muy bajo ayuda a una conducción realmente apacible. Eso sí, recomendamos no hacer demasiado caso a las marchas que nos apuntan desde el cuadro de instrumentos, siempre apuntan a una marcha más larga para ahorrar combustible y a veces nos encontramos que al coche le cuesta tirar. Además, nos obliga constantemente a estar cambiando de marcha.

El funcionamiento del radar me ayuda a no tocar el coche en ningún estacionamiento. Pero el asistente para el aparcamiento no termina de funcionar del todo bien, tardando mucho en detectar el aparcamiento. Eso sí, una vez detectado deja el coche perfectamente aparcado.

DSCN8859

La vuelta se antoja un poco más móvida, teniendo una granizada como compañera de viaje. Vamos tranquilos ya que queremos visitar algunos pueblos de camino a Córdoba.

La primera parada, Ocaña. Un bonito pueblo de la provincia de Toledo. Este no nos obliga a poner en aprietos al coche, ya que apenas hay que desviarse y no tenemos calles estrellas por las que circular.

La segunda parada, Almagro, ya en Ciudad Real. Famosa por su plaza Mayor. Este pueblo si nos obliga a poner a prueba el Focus en carretera. Nos damos cuenta de cómo funciona el chasis, haciendo que una curva cerrada se sienta como una abierta a alta velocidad. Nos atrevemos adelantar? Si, pero con mucha recta libre por delante y un poco de miedo, ya que tardamos demasiado en adelantar, aún revolucionando el coche.

Aún así recogemos un consumo de 6.5 litros, nada mal teniendo en cuenta los acelerones.

Finalizamos el viaje, un poco cansados por el trote, pero sin duda lo estaríamos más si no hubiese sido por la comodidad que ofrece el coche. Gracias al amplio maletero que ofrece, no solo entra el equipaje de tres y hasta cuatro personas, sino que, además, nos traemos recuerdos de Madrid.

¿Mi veredicto? Muy contento con el coche, se comporta genial aunque tenga un punto negativo; ese es la aceleración. En el apartado tecnológico es muy completo, podríamos tener más por supuesto, pero por el precio que se ofrece me parece una oferta muy interesante, ya que es un coche muy práctico y cómodo para el día a día.

presentacion antoniojruiz