Tipos y marcas

El Volkswagen Golf cumple 40 años

el-volkswagen-golf-cumple-40-anos-01-e1395668883543

Ya se trate del motor turbo, del motor de inyección directa, de la propulsión eléctrica o de la híbrida enchufable, de los sistemas ABS, ESC, XDS o 4MOTION, de la regulación automática de la distancia, del sistema de freno Anti-Colisiones múltiples, del climatizador automático, del sistema de sonido Dynaudio, de la pantalla táctil con sensor de proximidad o los faros delanteros LED, de las líneas Edition, Advance, Sport, GTI, GTD o GTE, el Golf siempre ha democratizado las tecnologías y las tendencias automovilísticas más importantes de nuestro tiempo.

Golf I. El primer Golf producido en serie salió de la línea de montaje en Wolfsburg el 29 de marzo de 1974. Durante décadas, el Beetle, y con él los motores montados detrás y la tracción trasera, habían dominado la escena, pero acababa de surgir una nueva era: la del motor frontal montado transversalmente y con tracción
delantera.

Golf II. En agosto de 1983, los pasajeros ya no tuvieron que sentarse tan cerca unos de otros, ya que la utilización del espacio había sido mejorada. Fue la segunda generación del Golf la que introdujo el catalizador regulado (1984), el sistema de antibloqueo de freno (ABS, 1986) y la dirección asistida en su
segmento, y el primero que se pudo encargar con sistema de tracción a las cuatro ruedas (syncro, 1986).

Golf III. Con el lanzamiento de la tercera generación del Golf, en agosto de 1991, Volkswagen encabezó una nueva era en cuanto a seguridad. El Golf III fue el primero de la gama en tener airbags frontales, a partir de 1992, mientras que grandes avances en la construcción de la carrocería se tradujeron en una seguridad
significativamente mejor en caso de accidente.

el-volkswagen-golf-cumple-40-anos-01

Golf IV. Bajo la dirección de Hartmut Warkuss, el entonces Director de Diseño del Grupo Volkswagen, el Golf IV cristalizó más que nunca el diseño limpio y preciso que caracterizaba la historia de la marca Volkswagen, y al mismo tiempo marcó su rumbo hacia el futuro. Con el debut del ESC (en 1998), el vehículo continuó democratizando la seguridad. También en 1998, Volkswagen desveló el primer Golf con tracción total y embrague Haldex: el Golf 4MOTION. Un año más tarde, el ESC se convirtió en equipamiento de serie. El primer motor de inyección directa (FSI) y el debut del airbag de cabeza de serie (airbags de ventana) llegaron en 2002. Este mismo año, Volkswagen lanzó el R32, con una velocidad máxima de 250 km/h, un modelo superior dentro de la gama que en 2003 fue el primero en incorporar la revolucionaria caja de cambios de doble embrague (DSG).

Golf V. Este fue el Golf que en 2003 disparó los niveles de confort y dinamismo para dejar claramente atrás a cualquier competidor en su segmento. Lo mismo ocurrió con la seguridad del vehículo. Uno de los factores que subraya la estabilidad de la carrocería soldada con láser fue el incremento del 35% en rigidez de torsión
que demostró el Golf V. Este Golf también se podía encargar por primera vez con airbags laterales –junto con los seis airbags de serie (frontal, lateral delante y de ventana)–, En términos de confort y de prestaciones, el Golf V destacó en muchas áreas, como por ejemplo su nueva suspensión trasera multibrazo, el DSG de siete
velocidades, los faros delanteros bi-xenón, el techo solar y el primer motor sobrealimentado (TSI, en 2006), que combinaba turbo y compresor. En 2006, debutó el Golf Plus, y en 2007 lo hicieron un nuevo familiar y el extremadamente ecológico Golf BlueMotion (4,5 l/100 km).

Golf VI. En solo cuatro años, desde 2008 hasta finales de julio de 2012, se produjeron 2,85 millones de vehículos Golf basados en su sexta generación. Una vez más, la seguridad hizo grandes avances: la carrocería era tan robusta que pasó el test euroNCAP logrando la máxima puntuación de cinco estrellas. Al mismo tiempo, nuevos motores TSI y una transición en los motores turbodiésel (TDI) con sistema common rail resultó en unas prestaciones más dinámicas y un menor consumo de combustible. En este último campo, el referente fue la segunda generación del Golf BlueMotion, con un consumo combinado de solo 3,8 l/100 km,
equivalente a 99 g/km de CO2.