Consejos

El mal estado de los neumáticos aumenta el riesgo de accidente

Car accident on a highway

Un 30 por ciento de los vehículos que visitan un taller para reparar los daños sufridos en un accidente de tráfico lo hacen con los neumáticos en mal estado. Al menos esa es la conclusión que recoge un estudio que ha llevado a cabo la Fundación Española de Seguridad Vial (Fesvial), junto a asociaciones profesionales de automoción, talleres y aseguradoras.

La importancia del mantenimiento

El objetivo de este estudio perseguía concienciar a los conductores de la necesidad de mantener en buen estado de mantenimiento el automóvil, pues así se reducen los accidentes.

Fesvial ha constatado que personas que llevan al taller a sus coches para realizar labores de mantenimiento obvian las tareas que pueden llevar a cabo ellos mismos, como comprobar la presión y el estado y la presión de los neumáticos, ruedas de repuesto, escobillas limpiaparabrisas, etc. y que al final, se descuidan, incrementando el riesgo de accidente en la carretera.

Las conclusiones revelan que el 30 por ciento de los coches objeto del estudio presentaban deficiencias en los neumáticos y el 33 por ciento en el estado de las escobillas. Además, el 17 por ciento de los coches tenían sus ruedas de recambio en mal estado.

Menos visitas al taller por la crisis

Fesvial también ha constatado que una cuarte parte de los conductores españoles retrasa al máximo la visita al taller para realizar las labores necesarias de mantenimiento, circunstancia que se achaca a la crisis.

El trabajo llevado a cabo por Fesvial pone de manifiesto que hay muchas tareas sencillas de mantenimiento que los conductores españoles, prácticamente en su mayoría, obvian, como es el comprobar el estado y anclajes de los cinturones de seguridad, las suspensiones, los filtros o la correa de distribución.

El estudio de Fesvial finaliza con una serie de recomendaciones y consejos encaminados a concienciar a los conductores de la importancia que tiene mantener un vehículo en buen estado y no obviar las labores de mantenimiento para ayudar a disminuir los accidentes de tráfico.