Servicios

El Gobierno prorroga el Plan PIVE

fotopive

El Plan PIVE, que aporta ayudas públicas para la compra de automóviles más eficientes, se va a prorrogar una vez el PIVE-2 que estaba en vigor haya agotado sus existencias. El objetivo es reactivar el mercado automovilístico y sustituir vehículos antiguos por coches menos contaminantes.

El Plan PIVE-3 que ahora se aprueba dispondrá de 75 millones de euros, la mitad que el PIVE-2, y las condiciones para acceder al mismo serán iguales.

Eliminar coches antiguos

El anterior plan PIVE ha permitido hacer 150.000 operaciones, de las que se calcula que 50.000 corresponden a una demanda nueva que de otra forma no se hubiera producido. Pero lo más importante de todo es que la edad media de los coches que se han sacado de la circulación con este plan es de 16 años.

La industria del automóvil evoluciona de forma muy rápida y vehículos fabricados en 1997 han sido superados en muchos aspectos de seguridad y eficiencia por los actuales. Por ejemplo, en aquel año ya contaban con ABS algunos modelos, pero el control de estabilidad ESP y todos los sistemas asociados solo lo tenían algunos coches muy caros mientras que hoy la mayoría lo incluyen.

Consumo y emisiones

Y en cuanto a consumos y emisiones las cosas son aún más llamativas, pues ahora se fabrican coches que consumen alrededor de un 30% menos de combustible (más si seguimos algunos consejos para ahorrar en gasolina) y las emisiones también se han limitado de forma muy considerable.

Además, la ayuda del Plan PIVE-2 ha contribuido a salvar 8.300 puestos de trabajo, según datos de la asociación de concesionarios Faconauto.

España, en los últimos meses se ha posicionado muy bien a nivel industrial en este sector del automóvil, y por ello, si llegan las esperadas ayudas europeas, las fábricas españolas van a ver su producción crecer y vivir un nuevo boom que puede contribuir relanzar la maltrecha economía del país.