Tipos y marcas

El Corvette Stingray llega en otoño y cuesta 80.000 euros

fotocorvette

Chevrolet acaba de hacer público el precio de la versión europea del Corvette Stingray, la séptima generación del Corvette, que parte desde los 79.990 euros. Los afortunados que puedan pagarlo disfrutarán de un coche legendario, con el motor más potente de la historia del Corvette, 460 cv. Estará en los concesionarios a partir de otoño aunque la versión descapotable llegará un poco más tarde.

Coche de leyenda

El Corvette es una leyenda dentro del mundo del automóvil en EEUU. Un coche que lleva en el mercado americano desde el año 1953, del que se han vendido seis generaciones y a la que viene a sumarse ahora esta séptima que retoma el “apellido” de Stingray y que representa el concepto del deportivo americano por excelencia.

Los responsables de la marca han preparado una versión específica para el gusto del conductor europeo y por ello se incluye de serie en los modelos de venta en nuestro mercado el pack deportivo Z51, que incluye un diferencial de deslizamiento limitado electrónico, un sistema de lubricación con cárter seco y refrigeración de diferencial y transmisión, así como un paquete aerodinámico que mejora la estabilidad a alta velocidad.

También incluye unos frenos de mayor tamaño y unas llantas específicas, de 19 pulgadas delante y de 20 pulgadas detrás.

Además, el Performance Pack Z51 llevará suspensiones con Magnetic Ride Control, que son opcionales en las versiones para norteamérica ajustadas para las carreteras europeas, así como sistemas de gestión de tracción y sistema de escape deportivo diferenciado.

Motor más potente

Gracias a su nuevo motor V8 de 6,2 litros de cilindrada, el Stingray es el Corvette de serie más potente jamás fabricado. Este motor va asociado con una caja de cambios manual de seis marchas y está diseñado para acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos.

Entre su equipamiento destaca la inclusión del Chevrolet MyLink inspirado en las tabletas electrónicas, con dos pantallas de ocho pulgadas y otra central que se puede abatir para dar acceso a un compartimento donde guardar dispositivos electrónicos.