Consejos

Consejos para mantener el coche en invierno

presion-ruedas_800

El invierno es la estación del año más cruda para el coche. Nuestros vehículos pueden verse afectados por las bajas temperaturas, las lluvias y otros fenómenos climáticos propios de esta época del año. Por eso, hoy te dejamos algunos prácticos y sencillos consejos para mantener tu coche en buen estado durante el invierno.

Neumáticos

Con el frío, frenar cuesta más: la lluvia, la nieve o el simple enfriamiento de las carreteras hacen que sea más necesario tener los neumáticos en buen estado para garantizar una buena frenada. Para ello es necesario chequear periódicamente la presión de los neumáticos (siempre hacerlo en frío y no inmediatamente después de rodar) y revisar que la profundidad de huella sea de mínimo 1,6 mm.

Es aconsejable cambiar los neumáticos cada 40.000 kilómetros o cada 5 años.

Frenos

Por la misma razón que es importante revisar los neumáticos en invierno, hay que estar pendientes de los frenos. Debajo del capó podemos chequear el nivel de líquido de freno y también su color (si es muy oscuro conviene cambiarlo).

Además, es aconsejable llevar a revisar los frenos de forma periódica a un taller mecánico para detectar posibles desgastes en los discos de freno, las pastillas o las cintas.

Calentadores

Los coches diésel sufren el invierno más que otros ya que antes de ponerlos en marcha necesitan un breve instante para calentar el combustible. Por eso es importante que todos los inviernos hagamos una revisión de las bujías calentadoras. Cuando uno o varias de ellas funcionan mal, el combustible no se calienta de la forma debida y el coche emanará gases oscuros al ponerlo en marcha.