Consejos

Consejos para conducir sobre hielo y nieve

Man Putting Snow Chains Onto Tyre Of Car

El otoño ya se deja sentir en muchas zonas y las primeras nieves han hecho acto de presencia. Conducir con nieve y hielo siempre es complicado porque disminuye la adherencia del coche a la carretera por lo que hay que seguir algunos consejos para mantener la seguridad en todo momento.

Aunque hoy en día los coches cada vez están mejor preparados para circular por carreteras en malas condiciones, sobre todo si los comparamos con los de hace dos o tres décadas, lo cierto es que el mejor consejo es no circular por carreteras con nieve si podemos evitarlo y no es absolutamente necesario.

Informarse antes de conducir

En el caso de que no tengamos más remedio que salir a la carretera, lo primero que debemos hacer es informarnos de los partes meteorológicos y el estado de las vías. Hoy en día hay muchas webs donde poder hacerlo, y la de la Dirección General de Tráfico es una de las mejores opciones.

Si vivimos en zona de montaña o vamos a circular por lugares donde es previsible encontrar nieve en la carretera, como por ejemplo si viajamos por Navidad a zonas de montaña, no debemos olvidar llevar las cadenas en nuestro vehículo, pues muy posiblemente tendremos que hacer uso de ellas. Hay que recordar que con cadenas no debemos superar los 40 km/h.

Los neumáticos de invierno también son una buena opción, aunque en España no son muy habituales como sí lo son en el norte de Europa.

También resulta muy útil seguir las roderas (huellas) que han dejado los coches que circulan por delante, pues mejoramos el agarre al firme.

Cuidado con los frenos

Importante será no frenar de manera brusca. Mejor es hacerlo a pequeños golpes para controlar en todo momento la dirección.

Si perdemos el control del vehículo debido a una placa de hielo hay que evitar tocar el freno, levantar el pie del acelerador y tratar de dominar el coche sólo con el volante.

Por último, y al igual que sucede en caso de lluvia, es muy importante aumentar la distancia de seguridad con los vehículos que circulan por delante.