Servicios

Consciencia Social

1La proliferación de tiendas de empeños, cada vez está más en auge. Ellos resurgen de sus cenizas, como los fénix, cuando el país va mal ya que va más gente a vender o empeñar sus propiedades pero con la particularidad que se pueden aprovechar de que les pueden dar menos dinero. Hasta las televisiones se han hecho eco de este tirón, y han creado programas sobre ello.

Otro sector es por internet, también están saliendo páginas como por ejemplo esta de préstamo por tu coche. Yo no digo que esté bien o que esté mal lo que no me parece correcto es que se estén lucrando por la situación económica que pasa el país, como si de buitres o hienas se tratase. Me parece algo muy denigrante y paupérrimo hacer eso, en vez de ayudarnos los unos a los otros nos tratamos de engañar y engatusar por un trozo de papel llamado dinero.

2No todo el mundo es así, hay muchas personas que voluntariamente, sin ánimo de lucro, ayudan ya sea almacenando comida, repartiéndola o simplemente donando un paquete de arroz. Ahora no os estoy diciendo que cada vez que os piden por la calle le tengáis que dar una moneda, no. Personalmente si alguien me viene a pedir, no le doy dinero; le ofrezco comprarle un bocadillo, un café con leche o lo que necesite. Sí, al final me sale incluso más caro que darle una moneda pero sé que no se lo va a gastar en alcohol o en droga y siento la satisfacción de haber hecho algo bien por esta comunidad cada vez más ególatra e independiente, que solo mira por los intereses de uno mismo.

Sé que he sido duro y crítico pero sigo teniendo fe en la humanidad y que finalmente tengamos más consciencia del prójimo y nos lleguemos a ayudar los unos a los otros sin necesidad de llevarnos nada a cambio. 3

Etiquetas: