Competición

Concluye la investigación del accidente de Schumacher

foto schumacher esquí

La fiscalía encargada de la investigación sobre las causas que motivaron el grave accidente que sufrió Michael Schumacher mientras esquiaba en la estación francesa de Méribel ha concluido que en los hechos no cabe señalar culpabilidad alguna sobre nadie.

La estación era segura

Para la fiscalía francesa el accidente se produjo fuera de pista y constata que la señalización y la información sobre los límites de la pista de esquí se ajustaban a lo que exigen las leyes francesas, por lo que no cabe imputar responsabilidad alguna a los directivos y trabajadores de la estación de esquí ubicada en los Alpes franceses.

El accidente tuvo lugar el 29 de diciembre y desde entonces el ex piloto de Fórmula 1 permanece ingresado en un hospital de Grenoble en estado de coma. Schumacher se golpeó la cabeza contra una roca y los médicos tuvieron que inducir un coma para poder operarle y eliminar los edemas cerebrales.

Nada más ocurrir el accidente la fiscalía francesa abrió una investigación para tratar de aclarar lo sucedido y dirimir en su caso las responsabilidades pertinentes. Una de las pruebas que se utilizaron para esclarecer los hechos fueron las imágenes recogidas por la cámara que Schumacher llevaba en su casco cuando esquiaba.

En los últimos días, y después de más de un mes en estado de coma, los médicos han iniciado un lento proceso para tratar de despertar a Schumacher. El estado del siete veces campeón del mundo continúa siendo muy grave y hace solo unos días se publicó que sufría una neumonía que podría agravar su estado.

Despertar del coma

Los médicos que le atienden apenas ofrecen información pública sobre la situación del ex piloto alemán pero son muchos los neurocirujanos que mantienen que un estado de coma prolongado puede derivar en secuelas cerebrales graves. La familia de Schumacher, por su parte, mantiene la esperanza de que al despertar del coma pueda recuperarse y hacer una vida normal.