Consejos

Comprar un automóvil

carmag.co_.za_

Muchas son las personas que se sacan el carné de conducir y se lanzan al mercado automovilístico en busca de un coche sin pararse a pensar qué es lo que realmente quieren, por lo que a veces llegan a arrepentirse de la compra realizada. Esto suele ocurrir cuando adquirimos un coche de segunda mano.

Y es que a la hora de hacernos con un coche seminuevo, de kilómetro cero o de segunda mano hay dos aspectos fundamentales a tener en cuenta: la revisión del mismo para ver que está en perfecto estado y la contratación de un seguro para poder circular sin preocupaciones.

Coches seminuevos

Ya sea porque son más económicos o porque acabamos de sacarnos el carné y no queremos empezar con un coche nuevo, cada vez son más las personas que compran un coche de segunda mano. Si pones en cualquier buscador las palabras Ofertas coches encontrarás miles de vehículos a buen precio y con pocos kilómetros que, por diversas circunstancias, han acabado en el mercado.

Una vez comprobado el número de kilómetros que posee, es conveniente revisar también el motor. Para ello podemos ir acompañados de un mecánico de nuestra confianza o incluso pedir al vendedor una revisión en un taller de nuestra elección antes de proceder a la compra.

Otro punto importante es comprobar que el automóvil tiene toda la documentación en regla y que se hace correctamente el cambio de nombre ya que de lo contrario podremos encontrarnos en un futuro con multas o recibos impagados del anterior propietario.

La importancia del seguro

Si es la primera vez que vamos a tener un coche propio, es de vital importancia poseer un seguro. Y no estamos hablando solo del obligatorio del coche, sino de uno que nos ofrezca unas garantías adecuadas y nos dé tranquilidad a la hora de conducir nuestro primer automóvil. Hay decenas de Seguros de coche que nos ofertan un amplio abanico de posibilidades y que van más allá del seguro a todo riesgo y el seguro a terceros.

Existen diferentes coberturas que podremos ir quitando o añadiendo a nuestra póliza para personalizarlo a nuestro gusto y que se adecúe correctamente a nuestras necesidades en cada momento de nuestra vida como conductores.

Una vez hecho esto, podremos empezar a disfrutar de la conducción.

Foto: captura de carmag.co.za