ConsejosGeneralVehiculos de Ocasion

Cómo detectar la manipulación del cuentakilómetros

b4

Una de las cosas en las que nos gusta hacer especial hincapié, es en el fraude del kilometraje en vehículos de segunda mano. Se trata, sin lugar a duda, del mayor problema al que se enfrentan los compradores de coches de ocasión ya que, hacer que éste indique un kilometraje inferior al que realmente tiene, permite al vendedor venderlo a un precio superior al que realmente le corresponde.

Como dice el RACC, la manipulación del kilometraje es una cuestión de “plug and play”, lo que significa que, simplemente conectando un ordenador con el software adecuado al puerto OBD del vehículo, se puede manipular el cuenta kilómetros sin ningún problema. La verdad es que, para esto, internet ha facilitado muchísimo la tarea.

Según los verificadores consultados, que cada día realizan informes del estado de varios vehículos de ocasión, diferenciar un cuentakilómetros manipulado de uno que no lo está, es prácticamente imposible a primera vista. Solo una persona especializada es capaz de detectar esta modificación, basándose en el desgaste de los diferentes componentes del vehículo.

Y, es que, para el comprador engañado, las consecuencias de haber comprado un vehículo manipulado, pueden ser muy negativas. A parte de la estafa económica, el vehículo se deprecia más rápidamente y los costes de mantenimiento se incrementan.

En conclusión, si estás pensando en comprarte un vehículo de ocasión, además de comprobar que la documentación de éste sea correcta, de no lanzarte a las gangas y de recopilar toda la información que puedas, no dejes de solicitar la verificación de su estado a una persona ajena al vendedor. Existen plataformas como www.rollty.com, que cuenta con una red de más de 1.000 verificadores técnicos, independientes, que se desplazan dónde se encuentre el coche para realizar un informe completo de su estado y, prevenirte así de futuros disgustos.