Tipos y marcas

Los coches eléctricos tendrán que esperar

blogcocheselectricos

Hace algunos años se veía con ambición y optimismo el mercado de los coches eléctricos en España. Los expertos preveían que en el año 2014 tendríamos circulando por nuestras carreteras alrededor de 40.000 vehículos de esta categoría. La realidad a día de hoy es que es prácticamente imposible que se cumplan estas predicciones.

El pasado año se vendieron 272.952 vehiculos en España, de los cuales solo 437 fueron eléctricos.

Las previsiones para el 2013 no son muy alentadoras ya que se ha producido un descenso del 60% en las ventas con respecto al mes de enero del año anterior y de un 75% en febrero, en el que la venta se redujo a 11 unidades.

El híbrido no termina de despegar

Todas las esperanzas del sector automovilístico estaban puestas en la venta de vehículos híbridos, que habían conseguido salir airosos de la crisis que atañe a este sector gracias al aumento de ventas del 25% durante el mes de enero. Pero esta tendencia al alza no ha conseguido mantenerse en el mes de febrero. Pese a todo, el balance global de los dos primeros meses del año sigue siendo positivo (aumento del 12,3%).

Plan MOVELE

Las grandes expectativas puestas en la electricidad como fuente de alimentación de los vehículos en nuestro país hicieron que en el 2010 el gobierno lanzara el Plan MOVELE, plan que se encuadraba dentro de la Estrategia Integral de Impulso al Vehículo Eléctrico en España 2010-2014.

Se ofrecían numerosas subvenciones destinadas a la compra de este tipo de vehículos. Estas subvenciones financiaban hasta un 25% del precio hasta un máximo de 6.000 euros. Además, también se pusieron en marcha iniciativas que daban facilidades a los propietarios como eran la instalación de nuevos puntos de alimentación y tarifas especiales de aparcamiento en las principales ciudades.

El fracaso de estas medidas (no hay usuarios que las aprovechen) han llevado a las autoridades a dar marcha atrás, suspendiendo las ayudas económicas a los compradores y cancelando la implantación de nuevos puntos de alimentación.

Un buen ejemplo lo encontramos en la Comunidad de Madrid, donde solo se llegaron a instalar 24 de los 50 puntos que se había planificado, puntos que está previsto se privaticen antes de acabar el año.

Probablemente el futuro de nuestros coches pase por las energías renovables, pero todavía tendremos que esperar una temporada para que nuestros vehículos dejen de funcionar gracias al petróleo.