CompeticiónTipos y marcas

Coches versus aviones

140789_9123

La velocidad ha sido siempre una impecable manera de seducir a los fanáticos. Las principales marcas del mundo han ido más alla y siempre han intentado mostrar las capacidades de sus diseños.

Entre las máquinas modernas, los aviones de caza destacan sobre manera por lo veloces que son. La libertad de volar sumada a la velocidad que pueden desarrollar les ha llevado a ganarse la admiracion de miles de fanáticos en todo el mundo. Los coches veloces no se quedan atrás cuando se trata de montar el espectáculo y plantear un desafío que puede ser histórico. Hoy en día hacer correr un avión supersónico contra un coche no es una sorpresa.

Desafíos

Alá por los años noventa, el Lamborghini era uno de los autos más veloces frente a sus contemporáneos y ya desde la década anterior, los diseñadores de este vehículo plateaban verlo correr frente a un caza de reacción.

Y fue de ese modo que el Lamborghini se enfrentó a un caza Tornado IDS de la RAF. Este curioso espectáculo fue divulgado y actualmente puede encontrarse en Internet como una carrera emblemática en la que se mostraba la velocidad de un auto de impecable nivel frente a la de una máquina creada con fines muy diferentes.

El espectáculo

Ya en los programas dedicados al espectáculo moderno, Bugatti repitió la experiencia, pero esta vez frente al Eurofighter.

Una competición de velocidad que incorporó las cámaras de televisión en todos los ángulos: la cabina del piloto de avión, las maniobras del automóvil y numerosas otras experiencias que hacen que el espectador pueda sentir la verdadera rivalidad entre máquinas de muy diferentes características.

El suelo de EEUU no se queda atrás en este tipo de carreras ya que los F18 también han participado, pero esa historia queda para otro artículo.