Comparativas

¿Coche de gasolina o eléctrico?

foto coche eléctrico

Cada vez son más las firmas de automóviles que apuestan por los coches eléctricos pero, ¿qué ventajas ofrecen respecto a los convencionales? ¿Son realmente en la actualidad una alternativa a los coches de gasolina? ¿Por cuál optar?

Debemos saber que un coche eléctrico es un vehículo que utiliza un motor que se alimenta de energía eléctrica a través de una batería en vez de utilizar combustibles derivados del petróleo y que, por tanto, no contaminan y son considerados ecológicos. Como las motos eléctricas tienen muchas ventajas, pero también alguna desventaja.

Ventajas y desventajas

Su principal hándicap es que todavía no superan en autonomía y prestaciones a la mayoría de coches convencionales, por lo que son más indicados para circular por las ciudades que por carreteras, aunque cada vez la industria del automóvil reduce este tipo de diferencias.

Donde el coche eléctrico gana claramente es en el gasto del combustible, pues se estima que con un gasto de cuatro euros puede recorrer alrededor de 600 kilómetros. La misma distancia en un coche medio de gasolina no se hace por menos de 50 euros.

En cuanto a la velocidad, un coche eléctrico de gama media alcanza velocidades entorno a los 120/130 km/h frente a los 170/180 km/h de un coche impulsado por un motor de gasolina.

Distintos precios

Otro hándicap del coche eléctrico, a día de hoy, es su precio, más elevado que los coches de gasolina, aunque al ser ecológicos suelen contar con ayudas del Gobierno para impulsar sus ventas y reducir los gases contaminantes emitidos a la atmósfera.

Sin embargo, sí encontramos una gran ventaja en los coches eléctricos frente a los convencionales, y es el menor gasto en mantenimiento que requieren, por lo que, junto al menor consumo, se amortizan en un plazo medio de tiempo.

Además, los coches eléctricos apenas emiten ruido, con lo que no producen contaminación acústica.

Una vez conocidas las ventajas y desventajas de cada uno, tú eliges el que más te conviene.