Accesorios

Bosch está conectando en red los vehículos

mmi

Bosch lleva internet al vehículo para que se viva de forma intuitiva; proporciona funciones de asistencia con valor añadido, y, además, conecta el coche con la  infraestructura de tráfico. “La conexión en red es mucho más que navegar por Internet durante el viaje”, asegura Scheider.

En la actualidad, Bosch está participando activamente en todos los campos necesarios de la tecnología y fabrica ya las primeras soluciones enserie. En el futuro, surgirán nuevas funciones. Por ejemplo, la llamada Realidad Aumentada conectará el mundo virtual con el mundo real. El parabrisas se convertirá en la pantalla central y pondrá toda la información del vehículo y de su entorno en el campo visual del conductor.

Objetivo 1: Hacer que internet forme parte del coche

La conectividad es ya, hoy en día, una mega-tendencia en la industria del automóvil, debido a que ladigitalización seduce cada vez a un mayor número de personas. También el coche va a ser parte de esta digitalización. Es por eso que los ingenieros de desarrollo de Bosch trabajan en soluciones intuitivas y sofisticadas. Una de ellas es el sistema MySpin, con el que se pueden integrar perfectamente los smartphones iPhone y Android en los vehículos, de forma que la pantalla del dispositivo móvil será visible en el monitor central del vehículo. Las Apps se pueden utilizar así en el vehículo de forma mucho más sencilla, segura y confortable.

Objetivo 2: Hacer que el coche forme parte de internet

Sin embargo, la autopista de la información en el automóvil no es una calle de sentido único. Los vehículos no sólo utilizarán la información de internet, sino que también transmitirán informaciones a su entorno. Para ello, Bosch hace que los vehículos formen parte de internet. “Para la conexión del vehículo a la nube creemos que la protección de datos es un requisito previo imprescindible. Las ventajas deben superar de lejos los riesgos potenciales”, dice Scheider. Para lograr este objetivo, la filial de Bosch escrypt ha desarrollado unas soluciones de seguridad especialmente adaptadas al automóvil, tales como un cifrado específico.

Objetivo 3: El coche forma parte del Internet de las Cosas y de los Servicios

Pero la interconexión de los coches con internet va aún mucho más allá de estas aplicaciones. “La conexión en red del automóvil es una gran tarea. Hasta ahora, los coches estaban aislados de su entorno, en el futuro van a interactuar con él”, dice Scheider. Incluso se podría conectar en red unaciudad grande, incluida su infraestructura, de modo que se garantizaría una movilidad óptima. Si alguien quiere ir, por ejemplo, desde el centro a la periferia, puede utilizar para el centro de la ciudad el metro y luego cambiar a un vehículo de car-sharing. A través de las plataformas de Bosch con Service Brokering, el  transporte público, empresas de alquiler de coches eléctricos y de bicicletas eléctricas, podrán ofrecer conjuntamente una oferta de movilidad integral.